top of page

Juan Palau: «Para mí la fama es un engaño, un día la tienes y al otro no»

Actualizado: 12 ago 2023


El cantante y actor Juan Palau en una sesión de fotos (cortesía)



Belén Nebot / Claudia Peña. Castellón



Juan Palau (Bogotá, 1993) es cantante de reggaetón y actor. Tiene temas conocidos como Vegana, Monólogo o Bendito pecado y ha colaborado con diversos artistas del género, como por ejemplo Juanfran, Adso Alejandro o Arjan entre otros. Además, ha participado en la segunda temporada de la serie colombiana La reina del flow, conocida a nivel internacional, con su personaje Drama Key. El artista habla sobre sus inicios en la industria musical, su paso por La reina del flow y sobre su tema Amor ingrato, así como un adelanto de su última canción: Bipolar. Es una persona extrovertida, risueña, cercana y natural.


Inicios


¿De dónde viene tu pasión por la música?


— ¡Es como algo innato! Empecé a cantar reggaetón con un dúo que tenía llamado Revolver cuando estaba en el colegio a los 14 años y yo creo también que fue la forma con la que me criaron, ya que mi papá escuchaba mucha salsa en la casa. También, cuando iba a visitar en verano a mi familia a Nueva York, veía toda esa cultura del hiphop, del rap en las calles, en los carros… Ahí empezó a interesarme, me parecía brutal. Un día, empecé a cantar covers con mi parcero aquí en Colombia y me dijo de crear una canción juntos. Yo le dije: «Parce, una cosa es cantar covers y otra es crear un grupo y mandarnos al fuego». Él me dijo que no teníamos nada que perder y ahí es donde nació el amor por todo esto. Además, yo siempre estaba cantando o en el grupo de teatro del colegio, nunca quise ser astronauta, ni bombero, ni todo lo que uno desde chiquito quiere. En el colegio iba haciendo cosas con Revolver que tenían éxito, éramos dos niños de 14 años que empezamos a vender shows en fiestas de 15, giramos por el país, les abrimos conciertos a Calle 13, Daddy Yankee, Willie Colón…


¿Todas tus canciones tienen algún significado para ti?


— Todas representan algún momento de mi vida, hay alguna que otra que me pareció una chimba el concepto y digo: «Hey, hagámosla», pero la mayoría representan algo para mí. La más personal es la de Monólogo y sale en La reina del flow 2, la escribí en cuarentena y es muy personal por el contexto en el que estábamos, ya que la grabamos a distancia.


¿Compones tú las canciones?


— Algunas canciones las he escrito yo todas, pero la mayoría las componemos en equipo. Mi esencia está al 100 % en cada una. Me pueden traer la letra completa, pero yo le cambio muchas cosas porque tiene que tener mi esencia personal.


¿Qué aspectos positivos y negativos destacarías de ser cantante?


— En cuanto a aspectos positivos, poder compartir con ustedes desde el otro lado del mundo, poder viajar, que es lo más lindo que puede tener mi carrera; conocer diferentes culturas, personas... Además, tener el cariño del público te llena el corazón. En cuanto a lo negativo, diría que son los sacrificios que hay que hacer a veces, como no asistir a eventos familiares y los comentarios que pueda hacer la gente, se olvidan muchas veces que somos personas igual que ellos y que pueden doler ciertos comentarios, entonces hay que crear como una coraza y saber a quién escuchar y a quién no.


La reina del flow


¿Cómo te sentiste cuando te dijeron que estabas dentro de la segunda temporada de La reina del flow?


— ¡No lo podía creer! Voy a contar la anécdota. Hice el casting de Juancho de joven para la primera temporada, pero no quedé. Me frustré mucho porque la serie mezcla reggaetón y actuación. Entonces, pensé que aquello no era para mí. En 2019 fui a una entrevista en un canal de un jefe de prensa muy importante en nuestro país que se llama Gus Rincón. Cuando llegué, saludé a todos los periodistas y Gus le dijo a Jhajaira (representante de Juan Palau): «Oye, tengo un personaje para La reina del flow 2, ¿será que le interesa a Palau?». Jhajaira me lo dijo y yo no sabía qué hacer porque como hice el casting para la primera y no salió nada… Me animó a hacerlo y se canceló porque en Colombia se hizo un paro nacional por la pandemia y, entonces, me enviaron un casting para una serie de Disney +. Me tocaba cantar pop y otra vaina, ese no es mi género y pensé que me iba a quemar, pero lo hice. Preparé la canción y a los días hice tres callbacks, eso significa que te vuelven a llamar porque algo les gustó y te quieren volver a ver. ¡Estaba avanzando en ese proyecto! Al tercer callback, me llaman para La reina del flow y me dijeron que tenía casting en la serie. Yo ya iba con los nervios más afilados, más listo. Era una escena en la que Charly Flow llega a la cárcel a visitar a sus parceros y yo tenía que rapear y cantar una canción melódica. Hice el casting y me llamaron para decirme que quedé en Disney +, era una serie con Sebastián Yatra y Tini. ¡No lo podía creer! ¡Qué locura! Llamé a Kevin Bury (Cris Vega en La reina del flow) para decírselo porque me ayudó a trabajar ese casting. Días después, en el Día de los Inocentes, cuando iba de camino a un show en Colombia, me llama él y me dice: «¡Negro, quedaste en La reina del flow 2!», y yo le dije: «Parce, no me podés joder así huevón. ¡Es el día de los inocentes marica, no te creo nada!» (ríe). Entonces, me dijo: «Negro, ¡te lo juro! Mi manager llamó para decir que tenían un actor para tu personaje y le dijeron que eso era de Juan Palau, que habías quedado». A la media hora me llamó Gus Rincón para decirme que quedé. ¡Fue el mejor diciembre de mi vida!


El cantante y actor Juan Palau en una sesión de fotos (cortesía)


¿En qué os parecéis Drama Key, tu personaje en La reina del flow, y tú?


— En muchas cosas. Los dos somos muy soñadores y tenemos muchas ganas de triunfar en la música, de comernos el mundo, salir adelante… Somos muy leales a los nuestros. Por ejemplo, Drama es muy leal a Charly, tan leal que eso lo lleva a cometer errores con él. Yo también soy muy leal a las personas que quiero, me preocupo porque ellos estén bien. Por otro lado, Drama es muy compulsivo, explota muy fácil, es muy atravesado, como decimos aquí en Colombia, no le importa decir las cosas. Yo soy más reservado.


En cuanto a la preparación de mi personaje, era como hacer de mí mismo. En un punto quise soltarlo, quería quitarle todo lo mío. Lo preparé con el profesor que me formó en el teatro para buscar otros matices porque era muy difícil desprenderme al 100 %, ¡es que Drama era muy parecido a mí! Fue un proceso de creación muy bonito: aceptar cosas mías para el personaje y brindarle matices, dichos míos y trabajar mucho en los zapatos de una persona de la calle, que ha estado en la pobreza, en la cana (cárcel)… Era un contexto complicado.


¿Cómo fue rodar junto a Carlos Torres (Charly Flow, protagonista de la serie)?


— ¡Brutal! Fuimos muy parceros desde el primer día. Drama Key y Charly Flow son muy amigos y, desde el principio, pensamos en que debía verse real, que se viera nuestra amistad por más de que nos acabemos de conocer. Encima, nuestros personajes eran dos amigos de la cana que comparten 24/7 (todo el día) y conocen todo el uno del otro. Tenía que ser una amistad muy sólida y desde el primer momento tuvimos mucha química. Conectamos demasiado bien, al punto de que hoy en día somos muy amigos y creo que esa amistad personal que creamos Carlos y Juan ayudó a que Charly y Drama fluyeran muy bien.


¿Cómo llevas la fama?


— La llevo muy bien. Es cierto que mi vida cambió a raíz de haber salido en La reina del flow, fue tremendo. Llevó a la gente a conocer mi música y he recorrido el mundo con ella, la gente en la calle es muy pendiente a mí, es muy activa conmigo. Es maravilloso. Pero, para mí, la fama es un engaño, un día la tienes y al otro no. Cuando estábamos al aire (emitiendo la serie), iba a comprar el pan y la gente enseguida me reconocía y gritaba. Estuve en Madrid en enero y la gente era loca conmigo, ahorita que estuve en el aeropuerto de allí haciendo escala era mucho menos. La fama baja poco a poco, es efímera. El público se conecta con una canción y la sueltan porque sacaron otra. La disfruto tanto cuando está como cuando baja. De hecho, cuando decidí lanzarme como solista no quería ponerme ningún nombre artístico extraño, dije: «Tengo que ser yo con fama, sin fama, con plata, sin plata, en entrevistas, con mis papás, en casa… Tengo que ser Juan». Al principio era confuso porque la gente me decía: «¡Hey, Juan!», y yo decía: «No me acuerdo del nombre, parce…» (ríe) y entonces me decían: «Regáleme una foto», y ya caía en que era un fan (ríe). Tuve un proceso para entender que Juan también era el personaje público.


Amor ingrato


¿Cómo surge tu canción Amor ingrato?


— También surge en cuarentena porque empecé a escuchar música mexicana, le dije a mi productor de mezclar eso con lo urbano, me dio el visto bueno y así es como nace Amor ingrato. Éramos cuatro compositores. La canción tiene que ver un poco con la fama, para esa gente que ya no quiere estar en la relación cuando estás mal, pero cuando estás bien se acercan porque te ven bien económica, social y emocionalmente. Si no estuvieron en las malas, que no me busquen en las buenas. Estuvimos un año y medio trabajando esta canción porque no era mi zona de confort, nos tuvieron que ayudar muchos expertos en bandas mexicanas, para que el resultado fuese brutal. Además, como curiosidad les cuento que en el videoclip tomamos mucho tequila en vasos, no en shots (chupitos). Era tequila de verdad, eso no era como en televisión, era «¡Hágale!» (ríe). Empecé a pedir tinto (café) ¡porque sino me sacan desmayado! Edwin Luna y yo nos volvimos muy parceros.



El cantante y actor Juan Palau en una sesión de fotos (cortesía)


¿La colaboración con Juanfran en su canción Pecado nació a raíz de su participación en un capítulo de La reina del flow?


— Esa canción la hicimos grabando ese capítulo. Es una historia bien curiosa porque yo iba a almorzar con Kiño (Axel en la serie) y me dijo que esperara porque iba a por su maleta. Yo le empecé a buscar por el motorhome llamándole y él estaba hablando en el motorhome con Juanfran y David Navarro, su manager. Entonces, llegué y le dije: «¿Qué hubo huevón? ¡Yo esperándote como una hueva (como un tonto)(ríe). Kiño me dijo que le enseñara mi nuevo tema a Juanfran, que en esa época se llamaba Vegana. Empezamos a improvisar Juanfran y yo, puse beats en YouTube, tiramos ideas y las íbamos escribiendo. Kiño y Kevin Bury escribieron su parte y fuimos al estudio para grabarlo, nada más salir del concierto de la Paz (concierto que aparece en un capítulo de la segunda temporada de la serie). Así quedó el tema y Juanfran se fue. ¡Una locura! A veces, cuando las cosas suceden así hay que ponerle mucho cuidado.


¿Colaborarías con Mariana Gómez (El Huracán Irma en la serie)?


— ¡Claro que sí! De hecho, nos lo piden mucho por redes, nos preguntan que para cuándo una canción de nosotros dos. Hemos hablado sobre ello, somos muy parceros y lo tenemos presente. Queremos ir al estudio, pero aún no hemos coincidido.


Reflexiones y proyectos


¿Qué le dirías a esas personas que quieren dedicarse a la música como tú, pero no se atreven a dar el paso?


— Que la vida es muy cortica para no hacer lo que uno ama, luchar por sus sueños... Suena cruel, pero no sé lo que va a pasar saliendo de la ducha, damos todo por hecho. Salgo de mi casa y no sé si vuelvo y, espero, que si llega ese día que yo haya vivido la vida que yo he querido vivir, que haya luchado por mis sueños, por lo que amo. No es fácil, pero, ¿qué cosa en la vida es fácil? Los sueños son los sueños, hay que trabajar por ellos, meterme pasión… Va a haber muchas veces que les van a decir que no, como a mí en La reina del flow 1, y mil veces más que me han dicho que no, pero uno sigue tocando puertas y buscando una oportunidad. La clave está en prepararse con amor y pasión para que las cosas funcionen. Vale la pena muchachos, trabajen y métanle ganas, porque sí se puede.


¿Qué te espera en tu futuro profesional?


— Tengo muchos shows aquí en Colombia gracias a Dios. Voy a firmar un proyecto que quisiera contarlo ya, pero aún tengo reuniones sobre ello. Es un proyecto mío, bonito y especial en el cine. ¡Vamos a ver qué pasa! Me parece brutal hacer cine lationamericano. Tengo shows por fuera, volveré a España terminando el año, en octubre o noviembre. Volveré a México y haré otra gira. Vienen más colaboraciones y ha salido una canción nueva que se llama Bipolar, ¡para que la escuchen! Pero, sobre todo, viene mucha música y muchas colaboraciones.


El cantante y actor Juan Palau en una sesión de fotos (cortesía)

El último single del artista, Bipolar, sale en medio del éxito de su tema Amor ingrato, el cual continúa liderando los listados en Guatemala y Paraguay y, además, supera el millón de reproducciones en YouTube.


Actualmente, el cantante se encuentra de gira por Colombia con sus shows, que están llenos de la fuerza y energía que caracterizan a Palau. Ha contagiado diferentes escenarios, como la clausura del Campeonato Mundial de Atletismo Sub-20 de 2022 en el estadio Pascual Guerrero en Cali, el Día de la Juventud en la ciudad de Firavitoba y en Zipaquira y el cierre de la edición 25 del Festival de Verano en Bogotá.




Bipolar ya está disponible en las plataformas digitales. ¡Escúchalo!:








Comentarios


bottom of page