top of page

Fran Riera: «Yo no entrevisto, yo hablo de la vida»

Actualizado: 12 ago 2023


Fran Riera (cortesía)



Belén Nebot / Claudia Peña. Castellón.


Fran Riera (Jaca, 1999) estudió Marketing y ha terminado recientemente su Trabajo de Final de Máster en Barcelona. Hace poco se ha abierto un podcast llamado La hora del capazo en el que lleva a personas «para hablar de la vida». Riera habla sobre él y sobre su proyecto.


¿Quién es Fran Riera?

— Mi nombre verdadero es Francis y mi apellido es Martín, aunque todo el mundo me conoce como Riera porque es como me llamo en todas las redes sociales. No sé por qué, pero de pequeño empecé a usar más mi segundo apellido. Nací en Jaca, una ciudad pequeñita que está en el Pirineo Aragonés, en Huesca. Tengo 23 años recién cumplidos y he estudiado la carrera de Marketing en Zaragoza. He terminado hace poco un máster en Marketing Digital aquí en Barcelona y trabajo en una consultora de la que es cliente Imaginbank, me encargo de gestionar las campañas y los proyectos. Me encantan las redes sociales, crear contenido y grabar vídeos haciendo el inútil. Además, ¡me encanta hablar!


¿Cómo te defines?

— ¡Como una persona súper extrovertida! Soy un sinvergüenza, básicamente (ríe). También soy bastante empático y muy sensible. Si me enfado con alguien, a los cinco minutos le pido perdón. La verdad es que me falta maldad… A veces de bueno, soy tonto. ¡Y puedo ser muy pesado! (ríe).


¿En qué momento decidiste abrir un podcast?

— Siempre he querido tener un proyecto mío. Soy una persona que quiere tener cosas propias porque no me gusta que la gente me mande, es una cosa que llevo fatal (ríe). Me encanta hablar y conocer gente, ¡soy muy sociable! Allá donde voy, hablo con cualquiera porque si no, ¿cómo creéis que he traído a estos invitados al podcast? (ríe). Escuchaba varios programas y pensé en tener uno propio donde poder contar mis cosas y hacer reír a la gente. Un día, me lancé: creé la cuenta de Instagram, le pedí a un amigo mío diseñador que me hiciera el logo y grabé un capítulo 0 de dos minutos para tenerlo empezado y no dejarlo. Hablé con gente que pensaba que querría venir ¡y comencé a grabar! Además, ¡me gusta mucho tener una cámara delante! En el primer capítulo, durante los primeros cinco minutos estaba súper nervioso, ¡pero me lo pasé bien! Me da igual hacer el ridículo delante de la gente (ríe).


¿Desde cuándo llevas con el podcast?

— ¡Dos meses! Ahora llevo dos semanas y media sin hacer nada porque he estado enfocado en el TFM, pero quiero ser más constante. Intentaré subir uno cada dos semanas porque uno a la semana se me hace muy complicado por horarios de trabajo. Además, mi primo, que estudió dirección de cine, me ayuda a grabar y a editar, entonces tenemos que cuadrar horarios entre nosotros y con el invitado o la invitada…


Fran Riera (cortesía)


¿Qué tiene La hora del capazo que hace que se diferencie del resto de podcast?

— No me lo preparo prácticamente. Una vez llega la persona, le voy preguntando sobre sus cosas, pero prefiero que la conversación fluya, aunque me apunto algunas preguntas por si acaso. La hora del capazo no está enfocado en ningún tema en concreto, se basa en hacer pasárselo bien a la gente y hablar de temas que, a lo mejor, se consideran tabú. Es un podcast para escuchar de camino al curro o a clase, pero sobre todo para que te entretengas, te rías o te sientas identificado con lo que estamos hablando. ¡Es muy random todo!


¿De dónde viene el nombre de La hora del capazo?

— Como os he dicho, soy aragonés, y siempre he tenido claro que si alguna vez tenía algún proyecto propio, la esencia aragonesa tenía que estar. ¡Es mi tierra y es mi casa! Pensé en nombres que tuvieran esa esencia y se me ocurrió la palabra «desustanciao», que significa como «sinvergüenza», pero se ve que hay unos chicos de Zaragoza que tienen un podcast que se llama Desustanciaos, entonces ya no podía usarlo… Empecé a darle vueltas y pensé en «capazo», que es como le llamamos a quedarse mucho rato hablando con alguien. Entonces lo tuve claro: ¡La hora del capazo!


¿Cómo defines tu podcast?

— Lo defino como un lugar de entretenimiento, un sitio donde vas a divertirte y a pasarlo bien. A evadirte de lo que hay fuera y no pensar en qué estás diciendo ni que la gente te va escuchar.


¿Escuchabas otros podcast antes de hacer el tuyo?

— ¡Sí! Escucho La pija y el quinqui, como casi toda España… Y también Estirando el chicle y Reyes del palique. ¡Me encantan!


¿Cómo consigues las “entrevistas” con los famosos?

— A Estrella Xtravaganza (drag queen) la conocí en un bar de Barcelona que se llama Priscilla, que es donde trabajaba haciendo shows. Empezamos a hablar y nos seguimos en Instagram. Quería empezar el podcast con alguien que fuera influyente y pensé en ella. Por suerte, ¡me dijo que sí y vino! A Mariona Casas (tiktoker) la conocí en septiembre en un evento de Ron Barceló. Cuando la vi, enseguida me acerqué a hablarle porque la veía en TikTok y me hacía mucha ilusión conocerla. ¡Es majísima! Un día, hablando con ella, surgió el tema de mi podcast y me pidió venir. ¡Nos lo pasamos superbién! De hecho, la idea es que vuelva. A Carlos Hernández (cámara del programa Cuatro al día) lo conozco desde hace tres o cuatro años. Un día, vino a grabar a Jaca con Cuatro al día al restaurante de mi padre que, de hecho, sale en el documental Soy Georgina de Netflix, ya que la conocemos de allí de toda la vida. ¡Incluso salgo yo! (ríe). Y Carlos le dijo a mi padre que me conocía. Entonces, mi madre me mandó un audio diciéndome que un cámara de Cuatro le había dicho a mi padre que me conocía y me dijo: «¡Cómo puede ser que te conozca todo el mundo!» (ríe). A Berta Pim la conozco porque es amiga de una amiga mía del máster. ¡Hablar con ella es muy guay! También quiero grabar un capítulo con mi madre. De hecho, la gente que me sigue, adora a mi madre más que a mí porque es súper graciosa. ¡Está deseando hacer un podcast conmigo! Además, quiero hacer uno con mis compañeros de piso y otro con mi abuelo, que también es muy gracioso.


Fran Riera con Berta Pim en su podcast (cortesía)


¿A quién te gustaría entrevistar?

— Yo no entrevisto, yo hablo de la vida. Eso es lo que les digo a los invitados cuando vienen. Es verdad que hay algunos que me miro un poco, por ejemplo la charla con Estrella me la preparé más. En cambio, las otras que apenas me preparé, fluyeron más. Me gustaría traer a Jonan Wiergo, soy muy fan de él, ¡lo adoro! Intenté traer a Malbert pero no me ha contestado. Me apetece insultarme con él, me apetece discutir (ríe).


¿Te gustaría hacer secciones dentro de tu podcast?

— Tengo un amigo que es muy pesado con esto y quiere hacer una sección de unos cinco o diez minutos de mariconeo en Barcelona. Quiere hablar del Tinder, del Grindr y esas cosas. También está la opción de traer a mi amiga que me dijo que la llevase para hacer una sección para echar las cartas.


Fran Riera (cortesía)


¿Qué le dirías a alguien que quiere crear un podcast como tú pero no se atreve a dar el paso?

— Le diría que estas cosas no las tienes que pensar, no te rayes, hazlo y sobre todo hazlo para ti, no lo hagas para los demás. Tiene que ser algo que te guste a ti, para que pases el rato y te entretengas. Si de verdad quieres hacerlo, piensa el proyecto, plásmalo y lánzate. Si funciona, guay y si no, cambias la manera de hacerlo o no, no tiene por qué funcionar. Lo más importante es hacerlo para ti.


¿Tienes algún proyecto en el futuro?

— Me gustaría tener mi propia empresa. He creado una marca de ropa sostenible, sin género y de estilo vintage, está en papel todavía, pero la idea es esa. Se llamaría GÜOME. El nombre se me ocurrió una mañana que me puse a pensar en cosas que quería hacer en mi vida ¡y esa misma mañana saqué el nombre!

Opmerkingen


bottom of page